26 febrero 2006

Expedientes W: Libros Malditos

Muy buenas amarokenes!

Aprovechando que las obligaciones propias de los estudios universitarios aún no agobian demasiado y esperando resucitar una de mis secciones preferidas de Amarok5, os traigo este articulillo para Expedientes W.
Algunos son leyendas urbanas, otros forman parte de la imaginería popular desde antes de la era medieval. La mayoría son maravillosas muestras de la imaginación humana, y todos están rodeados de grandes misterios. Los llamados libros malditos siguen hoy día levantando polémicas e interesando a místicos, científicos y curiosos. En este artículo describiré algunos de los más famosos, así como las leyendas que los rodean.


El Libro de Toth

Uno de los libros "legendarios" de los egipcios. Se le atribuye una antigüedad de entre 10000 y 30000 años. La leyenda afirma que Toth, un escriba egipcio, alcanzó tal sabiduría que rivalizaba con los dioses y llegó a convertirse en uno de ellos. Aparece realmente en la mitología egipcia y se le representa como un hombre con cabeza de Ibis.

Este señor Toth escribiría en un papiro un compendio de sus conocimientos, codificados mediante un alfabeto jeroglífico y numeral. Este libro contenía formulas mágicas e indicaciones para asimilar el lenguaje de los animales, resucitar a los muertos, obrar y enviar pensamientos a distancia y controlar los fenómenos de la tierra, el cielo, el mar y las estrellas. Las leyendas dicen que el faraón Ramses II poseía una copia del Libro de Toth y que este era el origen de su poder.

El libro de Toth trajo muchísima cola y la leyenda pervivió en el tiempo. Según los mitos, Hermes Trimegisto fundó la Alquimia basándose en las revelaciones de un libro antiquísimo de sabiduría inexplicable. La similitud entre los cuatro elementos fundamentales del mundo según la alquimia (agua, aire, tierra y fuego) y los poderes que confería el libro de Toth sobre el cielo, el mar, la tierra y la luz parecen indicar que este libro en el que se basó Trimegisto era el propio libro de Toth. Hermes reunió todos estos conocimientos en un conjunto de libros llamado el Corpus Hermético.

Otra de las obras inspiradas en el libro de Toth serían los Arcanos del Tarot. Estas imágenes plagadas de simbolismo habrían sido concebidas por cabalistas templarios a partir de las informaciones reveladas en el antiguo manuscrito egipcio al que habrían tenido acceso.
De dónde sacaron el libro Hermes y la orden del Temple es uno de los misterios, pero para aquella época el Libro de Toth ya formaba parte de la imaginería colectiva de la humanidad.


Las Estancias de Dzyan

Este libro destaca sobre otros por una característica muy especial: no se escribió en la Tierra si no en Venus. Las primeras referencias a estas Estancias se dan en los siglos XVIII y XIX por parte de astrónomos franceses, pero fue Helena Petrovna Blavatsky la principal investigadora del enigmático libro. Ha sido citado hasta la saciedad en muchos tratados de ocultismo e incluso el mismo H.P.Lovecraft lo menciona.

La leyenda de las Estancias de Dzyan afirma que este libro contiene las verdades absolutas acerca del Universo y los seres que lo pueblan, que está escrito en una lengua venusina llamada senzar y que es custodiado en una cámara secreta bajo la cordillera del Himalaya por un ente llamado el Rey del Mundo. No hay explicación de cómo llegó el libro a la Tierra. El libro como tal no tiene tapas si no que está compuesto por una serie de tablillas grabadas con símbolos. Hay versiones del mito que aseguran que al contemplarlo, el libro proyecta por si mismo su contenido en la mente del lector, el cual lo contempla como un todo.

Blavatzky habría tenido acceso al libro gracias a la influencia de un oscuro maestro de ciencias ocultas. Lo transcribió al inglés y publicó un extenso comentario llamado La Doctrina Secreta, plagado de simbolismo. Los seguidores de Blavatzky han dado multiples interpretaciones de sus pasajes. Helena Blavatzky sufrió muchos accidentes a lo largo de su vida, causados por la maldición que acompaña al libro venusino.

Las Estancias de Dzyan son otro libro inencontrable, solo se conoce por las referencias de Blavatzky en La Doctrina Secreta. Su relación con leyendas como la del Aleph, la Memoria del Mundo o incluso el mito del Chtulu y la Atlántida lo convierten en una interesante ejemplo de libro Maldito.


El Manuscrito de Voynich

A diferencia de los otros dos libros anteriores, del Manuscrito de Voynich si se tiene constancia de su existencia: se encuentra custodiado por la biblioteca de la Universidad de Yale, en Estados Unidos. Lo curioso del Manuscrito de Voynich es que, si bien se puede leer, nadie ha conseguido descifrarlo hasta ahora.

Las dificultades de transcripción del libro empiezan por que está escrito en un idioma indeterminado, con un código extraño y pasan por el hecho de que desconoce totalmente cual fue el propósito con el que fue escrito o qué es lo que contiene. Visto de primeras, el documento de Voynich parece una enciclopedia ilustrada, tiene dibujos de plantas, planisferios celestes, esquemas de máquinas (al parecer hay dibujos de un aparato muy parecido a un Concorde) y dibujos anatómicos. Al final del libro hay una sección que parece un recetario.

Otra peculiaridad acerca del libro de Voynich es que ninguna de las personas que han intentado traducirlo era una persona normal. El libro ha pasado por manos de los personajes más extravagantes del mundo de lo misterioso. Alquimistas, jesuitas, criptólogos, nigromantes, masones y matemáticos llevan desde el siglo XIII dándole vueltas al libro. Algunos de los que afirman haberlo traducido han muerto o desaparecido antes de poder divulgarlo.

En la actualidad las opiniones son variadas: hay quien considera que la traducción del Manuscrito de Voynich es uno de los grandes retos contemporáneos, hay quien piensa que no es más que una gran patraña y que se está perdiendo el tiempo. Solo lo sabremos cuando consiga ser traducido, si es que se consigue.


Este es el fin de este pequeño paseo por el mundo de los Libros Malditos. Y por si alguien había echado de menos el libro misterioso por antonomasia, el Necronomicón, tranquilos porque a ese libro en concreto voy a dedicarle un articulo especial que espero publicar pronto. Espero que os haya gustado, hasta pronto!

8 comentarios :

  1. Interesante artículo. Ese libro del que hablas, el primero; estoy seguro de que su autor es más misterioso aún que el propio escrito, pues ser Egipcio en el año 28.000 antes de Cristo es extremadamente difícil, además de inventarse él mismo la escritura, pues sería el primero; claramente, era un Dios.
    Con respecto al último libro, que dices que los que consiguieron descifrarlos murieron, tengo una duda: ¿Qué pasaría si alguien consigue descifrarlo a la vez que es retrasmitido por televisión tal descubrimiento?¿Moriría sólo el loco que lo hacía, o perecerían, además, todos los telespectadores? He aquí otro enigma.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante... me ha gustado.Pero opino algo que también ha mencionado Juanmita:teniendo en cuenta que la escritura surgió en la Edad del Bronce (según tengo entendido),sería materialmente imposible que ese libro de origen egipcio tuviese tanta antigüedad.A no ser,claro,que durante todos estos años nos hayan estado engañando con esta historia.En todo caso,me ha parecido muy interesante,Pedro.
    te felicito.

    ResponderEliminar
  3. No veas la que traes con los jodíos egipcios ¿no veis que Pedro ha puesto "legendarios" entre comillas? El post trata sobre libros misteriosos ¿y que hay más misterioso que un libro que no podría haberse escrito debido a su antiguedad? En fin, que sea verdad o mentira es ya otra cosa, pero Pedro ha escrito eso sabiendo sobre lo que hablaba.

    En cuanto al artículo me ha parecido muy interesante, tengo que recuperar "expedientes W", porque aunque poca gente del blog lo siguiera atraía muchas visitas. Realmente me ha dolido que no hablaras del Necronomicón... ¡¡¡Articulo sobre él ya!!! xD, lo siento, soy un Lovecraviano, xDDD

    En cuanto tenga un poco de tiempo a ver si puedo hacer uno sobre las psicoimágenes, xhaoooo

    ResponderEliminar
  4. Mira,nosotros únicamente hemos opinado sobre lo que Pedro ha escrito;en ningún momento hemos criticado lo que ha puesto.Al contrario:lo hemos alabado porque nos ha parecido interesante.Si hemos comentado lo de los egipcios,es porque nos ha chocado un poco.Y no ha sido con ánimo de ofender.

    Por otro lado,creo que tenemos derecho a opinar sobre lo que ha escrito,puesto que ya sea una opinión positiva o menos positiva,siempre es constructivo eso de saber que hay gente que se ha interesado por lo que uno ha investigado con tanto ahínco y que encima se han molestado en investigar por su cuenta y riesgo para aprender un poco más sobre el tema.

    Igualmente,opino que también es importante situarse en el contexto histórico en que nos movemos puesto que,si no sabemos de qué época estamos hablando,no podremos llegar a determinar las verdaderas intenciones o ideas que impulsaron a la gente que las pasmó en forma escrita (o dibujada en las paredes por medio de signos,como es el caso de nuestros antepasados,primeros fundadores de la Tierra).

    Así que imaginaos lo mucho que me ha gustado el artículo de Pedro que incluso me ha hecho investigar más sobre el tema.

    Y como he dicho más arriba,lo felicito.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto,y ya para rizar más el rizo: "toda leyenda esta fundamentada en una realidad"

    ResponderEliminar
  6. Bueno, yo lo que he dicho es eso, que el libro de Toth es una leyenda y que la primera mención que se hace es el periodo egipcio. Ellos ya la adaptaron a su gusto y le pusieron nombre a los personajes.

    Ahora que lo miro, no estaba muy claro en mi redacción original, pero se entiende...

    Gracias por las felicitaciones! Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Te queria contestar a tu pregunta sobre de donde sacó Trismegisto el libro de Toth,Y es que me veo en la obligación de hacerte una aclaración, Trismegisto Hermes es el nombre que los Griegos pusieron a Toth cuando llegaron a Egipto y le adoptaron como Dios, por lo que tu info a cerca de que es posible que el libro en el que se inpiró Trismegisto fuera el de Toth, no es que fuera posible, es que era su libro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Os dejo un libro muy en la línea de lo que comentais.
    http://vulcanodelvalle.blogspot.com

    ResponderEliminar