12 abril 2006

¡Qué ilusión...!

... óptica.

Sí, este es uno de esos posts socorridos para que parezca que hay alguien por aquí :)
Se nota que hay vacaciones, que solillo está esto...

Sin embargo, espero que no sea de vuestro interés. Es una ilusión óptica que no conocía y que me llegó a través de un correo en cadena no hace mucho... Y, por méritos propios, se ha convertido en mi preferida.

En el artículo completo os contaré qué efecto produce, pero por ahora prefiero que os llevéis la sorpresa.


En primer lugar, simplemente observad el movimiento rotatorio que forman los círculos rosa.


Bien, ahora fijad la vista en la cruz negra central. Si todo va bien, veréis un primer efecto... ¡seguido de un segundo efecto más!

Cito textualmente del correo que acompañaba el dibujo:

Si sus ojos siguen el movimiento del punto rotativo rosado, sólo verá un
color: rosado. Si su mirada se detiene en la cruz negra del centro, el
punto rotativo se vuelve verde. Ahora, concéntrese en en la cruz del
centro. Después de un breve periodo de tiempo, todos los puntos rosados
desaparecerán y sólo verá un único punto verde girando. Es asombroso como
nuestro cerebro trabaja. En realidad no hay ningún punto verde, y los
puntos rosados no desaparecen. Esto debería ser prueba suficiente de que no
siempre vemos lo que creemos ver...


¿Qué os parece?

3 comentarios :

  1. Y hasta un tercer efecto! si miras a una pared blanca después de un rato mirando la cruz central aparece la clásica imagen en negativo.

    Que bueno Naproxeno!

    ResponderEliminar